Nuestra primera cita.

Posted on

El día de ayer (30 de diciembre del 2013) tuvimos nuestra primera cita, nuestra primera salida solos. Tal vez cuando leas esto, pienses que no fue el mejor lugar, tal vez tu crees que debió haber sido al cine, al parque o algo así. Pero no, la salida fue al beisbol.

Tengo que confesar que a pesar de ser un juego de puro trámite para los Yaquis (por que ya estabamos eliminados) fue un juego muy especial para mi.

Desde que llegamos al estadio noté tu estusiasmo, mientras caminábamos por la Michoacán rumbo al estadio, no dejabas de platicar.  Nos sentamos en la última fila, de la sección D, para protegernos un poco el frio con las cabinas que están atrás.

Yo te había prometido comprarte un algodón de azucar, pero por desgracia, ese día no se presentaron en el estadio. Yo me sentía como novio en primera cita, ofreciendote todo lo que pasaban vendido. Lo primero que me pediste, fue que te comprara “de esos papelitos doblados que le compramos a un señor el otro día”, refiriendote a los scores, y así lo hice, guardaré por siempre el score con el 7×7 que sacaste.

Después del juego, como en toda buena cita, fuimos a cenar. No se si sea por que así quería verlo yo, pero notaba tu emoción por estar haciendo cosas sola conmigo.

Ese día, cerraste la noche con broche de oro al decirme: “Papá, te quiero mucho, por que eres EL MEJOR papá”… Sentí un nudo en la garganta.

Esas son las cosas que realmente valen la pena. Prometo que tendremos muchas mas citas como está.

P.D. El juego lo perdimos 6-4 y no me importó.

 


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>