No hay quinto malo

Posted on

El antídoto ultrasecreto que nos recomendó la pediatra para solucionar el último problema estomacal provocado por la leche (preparar la formula con agua de arroz), no funcionó, al contrario resultó contraproducente y de malos resultados (de nuevo).

Es de verdad muy difícil para nosotros, dejando a un lado las desveladas (que también pesan) ver sufrir a la bebé de esa manera por las noches, realmente nos parte el corazón.

Ahora la Dra. nos recetó una fórmula que es muy especial, y en la que tengo total confianza que sea la solución. Esta vez es de la misma familia Enfamil pero se llama Nutramigen Premium.

Si de plano no da resultado, tomaremos otras medidas, y acudiremos a un especialista.


De las desveladas

Posted on

A decir verdad, aún no logro acostumbrarme a esto de las desveladas, a darle de comer a Daniela como a eso de las 10:00 pm, a la 1:00 am y a las 4:00 am o algo así, en un proceso que dura una hora cada uno aproximadamente.

Claro que no lo hago solo ni siempre, aquí la incondicional es la mamá, quién siempre sin falta está mas al pendiente de ella que yo, pero sí he ayudado muchas veces.

Sin duda, es algo bien difícil, tanto levantarse, preparar el biberón medio zombie para empezar ese proceso de alimentar/sacar el aire/alimentar/sacar el aire. Y si bien nos va, después de eso dormir dos horas, para repetir el proceso. Y digo sin bien nos va, por que las ultimas noches, la niña ha estado medio inquieta y se queda despierta mucho tiempo  llorando, y claro, nosotros junto con ella.

Sin embargo, esto tiene su gran recompensa, y es que, sentir que ella se quede dormida en mi pecho hace que la noche valga la pena, como si ella sintiera cierta tranquilidad de estar conmigo. O bien el solo ver un destello de sonrisa de sus labios hace que se ilumine nuestra noche.

Estamos dispuestos a todo por hacerla feliz.